¿Qué tienen en común Merche y Kesha?

Merche y Kesha

Aunque el principio de 2017 no parecía que fuese a ofrecer música demasiado interesante, lo cierto es que al final se está portando de manera generosa con álbumes como “El Dorado”, de Shakira;Los Ángeles”, de Rosalía; el disco homónimo de Dua Lipa, o muchos otros. Y los que aún están por llegar (está en la mira, por ejemplo, “Lust for life”, de Lana del Rey, que sale a la venta el día 21 de este mes).

De entre todos los lanzamientos hasta la fecha, hay dos que llaman mucho la atención y que aparentemente no tienen nada que ver. Se trata de los singles “Praying”, de Kesha, y “Pasajeros”, de Merche, dos cantantes de las que la mayoría diría que se encuentran en polos completamente opuestos.

Pues bien, podemos hablar de ambas artistas en un mismo artículo porque recientemente las dos han sacado sencillos que adelantan un álbum que saldrá este año. El de Kesha se llamará “Rainbow” y será publicado en el mes de agosto. El de Merche todavía no tiene título ni fecha confirmada, ya que, según se ve en sus redes sociales, aún está inmersa en el proceso de grabación del disco.

 

 

Es importante ver sus nuevas canciones desde una perspectiva única ya que las dos cantantes han decidido dar un paso que a simple vista las aleja enormemente de todo lo que vienen haciendo hasta la fecha. Mientras que Kesha se había centrado siempre en el electro-pop kitsch, ahora parece haber preparado un álbum de country, rock y rhythm and blues (como adelanta “Woman”, canción adelantada poco después de “Praying” pero que no me detendré tanto en analizar). En el lado opuesto, Merche, que siempre ha tendido más hacia la balada, ahora nos sorprende con un número que sí que nos recuerda a una balada acústica al comienzo pero que acaba evolucionando hacia ritmos electrónicos y tropicales.

¿Quiere decir esto que ambas estén abandonando su esencia para convertirse en artistas completamente diferentes? Para nada. Kesha ya demostró en su anterior álbum su gusto por temas más country y punk-rock. Ahí encontramos entre su repertorio “Gold Trans Am”, “Wonderland” o “Dirty Love” junto con Iggy Pop. De hecho, incluso podemos decir que canciones como “Thinking of you”, a pesar de desembocar en un estribillo puramente pop, tiene unas estrofas y un comienzo que se acercan más bien al rock. Además, la cantante publicó un EP con versiones acústicas de algunos de sus temas. Por el contrario, el tema “Woman” sí que suena algo diferente, aunque sigue sin perder su esencia al contar con una letra en la que se suelta la lengua y dice más de un taco, como siempre ha hecho.

 

 

Merche también ha demostrado desde sus inicios que no todo son baladas para ella. Es cierto que lo que más recordamos de ella pertenece a este género, especialmente si atendemos a sus últimos lanzamientos, pues desde “Cal y arena” parecía haber dejado los ritmos más bailables de “Mi sueño” y, sobre todo, “Auténtica” a un lado. Aunque nos había regalado hits que hacen las delicias de todas las verbenas como “Bombón”, nunca se había mostrado tan dispuesta a hacer tendencia impregnándola con su sello personal como hasta ahora. Es cierto que tenemos el remix reguetonero de “Vive el momento”, pero fue más un experimento comercial (de ahí que no se incluyera esta versión en el disco “#QuieroContarte”) que un single que haya que defenderse a capa y espada.

Estas dos cantantes, que también comparten el haber pasado por momentos personales bastantes difíciles, parecen haber sacado lo mejor de ello. La primera volviéndose una intensa que le pregunta a Dios en su videoclip por qué aún sigue viva, y la segunda renaciendo mediante la publicación de una canción actual y alegre que invita a sonreír con cada escucha.

 

 

En definitiva, dos cantantes que tras atravesar periodos duros, deciden dar un giro bastante importante a su sonido y que, no se quedan ahí, sino que lo acompañan con los que probablemente sean sus mejores videoclips, especialmente en el caso de “Praying”, que mantiene su estética kitsch de siempre pero con un punto más dramático.

Pero la pregunta es ¿y luego qué? Estas dos abanderadas del pop internacional y nacional nos han puesto la miel en los labios con unos singles que resultan estupendas cartas de presentación. No obstante, no debemos olvidar que lo ideal sería que el resto del contenido de sus próximos discos esté a la altura. Porque en el caso de Kesha, ¿se tratará de un disco verdaderamente centrado en un estilo country-soul o bien un batiburrillo al estilo de “Joanne”, de Lady Gaga? Probablemente sea más bien lo segundo, pues por los datos que tenemos parece que también habrá mucho hueco para un rock intenso y seguramente no vaya a cerrarlo sin algo de pop. Es más, ¿seguirá por la vía de ir de víctima en el caso frente a Dr. Luke y en el disco predominarán las baladas como “Praying” o será más lúdico y cañero como “Woman”?

Y respecto a Merche, ¿seguirá la estela comenzada con “Pasajeros” que combina el rollo cantautor con el tropical y las tendencias actuales internacionales o seguirá en la línea baladista de sus últimos años con algunas excepciones como el single? Confianza para la gaditana, ya que siempre guarda más de un as bajo la manga, aunque estoy seguro que esa baladita que llega al corazón no podrá faltar.

Última actualización: 21 septiembre 2017 4:06

Mis ganas de que se publiquen los trabajos de ambas artistas y de dar una respuesta a estas preguntas son enormes. Entre tanto, podemos seguir disfrutando de otros cantantes que también han hecho algunos cambios notables en su estilo musical, como Nelly Furtado con “The Ride”, Katy Perry con “Witness” o como ya hicieron hace algo más de tiempo de una forma un poco más sutil Miss Caffeina con “Detroit”.

También podría gustarte
Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies