Cada día se venden menos discos en España

Eso es lo que podemos deducir de un documento filtrado estos días en el blog de fans de una conocida cantante nacional en el que aparece la misma lista de ventas Promusicae que cada semana publicamos aquí pero con las cifras de ventas exactas de cada uno de los discos que aparecen en lista.

Este documento es un fichero confidencial que las discográficas y comercios musicales usan internamente para evaluar el desarrollo del mercado discográfico. A pesar de que el PDF se ha filtrado en la época de ventas más bajas del año, de él se pueden extraer varias conclusiones:

  • Para llegar al número 1 sólo es necesario vender unas 5.000 copias, como ha sido el caso del nuevo disco de Mónica Naranjo que ha conseguido ascender esta semana a esa posición vendiendo 4361 copias.
  • Sólo es necesario vender alrededor de 200 discos para conseguir entrar en la lista, como es el caso del recopilatorio de Malú que con sólo 173 copias vendidas durante la semana se coloca en el puesto 100.
  • Algunos discos muestran unas certificaciones mucho más elevadas de lo que en realidad han vendido. Hay que recordar que un disco de oro equivale a 40.000 copias y uno de platino a 80.000:   
    • David Bisbal – Premonición: 5 platinos (292.903 copias)
    • Amy Winehouse – Back to black: 2 platinos (124.587 copias)
    • El Canto del Loco – Personas: 2 platinos (135.203 copias)
    • Juanes – La vida es un ratico: 2 platinos (139.894 copias)
    • Estopa – Allenrok: 2 platinos (107.273 copias)
    • Mónica Naranjo – Tarántula: 1 platino (53.662 copias)
    • Merche – Cal y arena: 1 platino (59.695 copias)
    • Sergio Dalma – A buena hora: 1 platino (58.259 copias)
    • La Oreja de Van Gogh – LOVG Grandes éxitos: 1 disco de oro (9.327 copias)  
  • Algunos discos que entraron directamente al número 1 como es el caso de los esperados discos de Madonna y Coldplay, han vendido poco más de 30.000 copias después de más de 10 semanas en lista.

En definitiva, se trata de unos datos muy reveladores sobre la situación actual del mercado discográfico en España.

Muchos achacan este descenso de ventas a la piratería pero lo cierto es que desde hace un par de años existen varias propuestas abiertas por el sector de consumidores destinadas a sufragar este decrecimiento industrial. Sin embargo, todas ellas hacen referencia a un descenso de los precios por parte de las compañías discográficas y la modificación del I.V.A. actual del 16% que considera a los discos como artículos de lujo y no como productos culturales, que sólo tendrían un impuesto del 4%.

Malos tiempos para la música.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer más