10 años desde ‘Retales de carnaval’, el pelotazo pop de Nena Daconte

Retales de carnavalAprovechando la pausa de Semana Santa, me di la oportunidad de volver a discos que hacía ya un tiempo que no escuchaba. De entre todas las opciones que mi estantería me ofrecía, terminé decantándome por “Retales de carnaval”, el segundo disco de Nena Daconte. Acababa de ver que ella había publicado en Instagram una foto en la que se la ve preparando lo que parece un nuevo álbum y encendió la chispa de la nostalgia sin que yo me diera cuenta.

El caso es que tras volver a escuchar este disco, me di cuenta de que ya habían pasado casi 10 años desde que se editó en septiembre de 2008 y me apetecía hablar de esta obra pop para recordar su valor, un disco que alargaba el éxito que Nena Daconte (dúo por aquel entonces) había cosechado con un primer disco llamado “He perdido los zapatos”. En aquel momento, tanto el nombre de la banda, como el título del disco y la cuidadísima estética hacían del dúo algo muy especial, que alcanzaba su cúspide con éxitos de la talla de “En qué estrella estará”. En él, canciones más pop-rock muy guitarreras se mezclaban con otras mucho más suaves y sutiles, como “Marta”, “Si supieras”, “No eres mi perro”, y muchas más.

La magia de “He perdido los zapatos” era que se había realizado sin pretensiones (en un primer momento se publicó de forma independiente, con su propio sello). Encontrábamos canciones con una estructura poco habitual en la que se sucedía una estrofa tras otra sin desembocar en un estribillo y en ningún momento había repeticiones innecesarias. De hecho, mucha de las canciones de ese disco no alcanzaban los 3 minutos, pero eran puras, delicadas, originales y aportaban algo nuevo al panorama español.

Con “Retales de carnaval”, esa pureza ya había sido mancillada en cierta forma, pues no resultaba tan sorprendente como su primer disco. Sin embargo, Mai y Kim consiguieron hacer un disco sobresaliente (quedándose a solo un pasito de la matrícula de honor de “He perdido los zapatos”), pues habían conseguido mantener su esencia y desarrollar su lado comercial allí donde era necesario.

 

 

De nuevo, temas más guitarreros (aún más potentes todavía que con su primer trabajo) y temas suaves y delicados (más instrumentados y evolucionados) volvían a encontrarse para hablar de aquello que quedaba cuando todo se acababa. Una persona cercana llegó a comentarme que el orden de las pistas de este disco no podía verse cambiado bajo ningún concepto, cada canción debía suceder a la siguiente porque, según su perspectiva, estaba orquestado de manera tal que te contaba una ruptura en cada fase de manera cronológica. Y, ¿quién soy yo para llevar a nadie la contraria?

En cierto modo tenía razón, pues el disco comienza con una canción llamada “Tenía tanto que darte”, que podríamos asociar al momento en el que todo se acaba, pero el recuerdo aún sigue vivo y no queremos olvidarlo, y termina con “Con lo poco que quedaba”, una canción que muestra de una manera tan delicada como bella la decadencia del darse cuenta que todo había terminado. Lo más importante es que el disco es cíclico y este último tema retoma en la parte final un tarareo de “Tenía tanto que darte”.

Es precisamente “Tenía tanto que darte” la canción más exitosa del disco y de toda la trayectoria de Nena Daconte. Ha habido muchas teorías en torno a la temática de la canción. Se dice que es sobre una ruptura, sobre un supuesto aborto y muchas cosas más. No obstante, creo recordar que en su momento leí que iba a ser incluida en el primer disco, aunque finalmente no fue así. El single en cuestión es una de las canciones del pop reciente mejor construidas: las estrofas se suceden con un ritmo muy marcado por la instrumentación y explota en un estribillo enormemente pegadizo que además se repite hasta que no lo puedes olvidar; la letra es además bastante sencilla y la canción termina acompañada por un coro épico de niños, empastando a la perfección con la voz de Mai, y llega a su cumbre con un tarareo final que la hace inolvidable. Además, el videoclip también era un artilugio pop fascinante lleno de ritmo, colorido, patines y numerosos cambios de look al ritmo de la música. Como instrumento pop no se podía pedir más y, evidentemente, fue un éxito.

 

 

“Tenía tanto que darte” enlazaba con la canción siguiente sin que la música parase, lo que demuestra que “Retales de carnaval” era un disco concebido como un conjunto en el que todo encajaba perfectamente. Dentro del estilo de este single, encontramos otros del mismo estilo, igual de rockeros como “Mentiras”, “Ay! Amor” o “El Aleph”, una canción que conforme avanzaba se hacía más y más intensa hasta convertirse en una de las joyas de su discografía. Sin embargo, volvíamos a encontrar el encanto de esa Nena Daconte suave y delicada en canciones como “Tal vez” o “Esta noche”, que tenían un toque que en algunos momentos recordaba al jazz.

“Retales de carnaval” era un disco más pop, un disco más construido y más evolucionado. A partir de ese momento, empezábamos a encontrar cada vez más en su repertorio canciones con una estructura más habitual en el pop de estrofa + estribillo y repetición. De hecho, las repeticiones fue algo de lo que abusó en su primer disco en solitario, “Una mosca en el cristal”. El disco tenía melodías bonitas y canciones memorables como “Pregúntame”, pero las letras se repetían demasiado.

“Solo muerdo por ti” también era un disco bonito y además estaba acompañado de unas imágenes fantásticas. Sorprendía su estética más agresiva en canciones como “Disparar”, pero para mi gusto este trabajo estaba demasiado meditado y evolucionado. Me explico: para mí, la gran baza de Nena Daconte era su simplicidad y su ternura, y todo ello se disolvió en este disco a pesar de su buen nivel de adorno instrumental.

En cualquier caso, “Retales de carnaval” siempre será un joya en nuestras discotecas que disfrutar como el primer día. Ahora solo queda esperar el siguiente movimiento de Mai para ver si, esta vez, se decanta por un estilo similar al de sus comienzos, al de su último disco o se atreve con algo completamente diferente. ¿Por qué no un sonido similar al del último Sergio Rivero con “Close your eyes”?

19,30€
out of stock
A partir de 14 diciembre 2018 7:46
Amazon.es

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Alberto dice

    Me encantaba este disco! Pero que fuerte que hayan pasado 10 años ya…

  2. Alfred dice

    Una pena que luego llegaran las discusiones y rupturas y este proyecto acabara siendo otro Chambao más, con una única líder.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer más