La importancia del smartphone en el panorama musical actual

Música en streaming

Durante los últimos días, hemos leído en decenas de medios de comunicación que el streaming ya supone el 75% de los ingresos de la industria musical en Estados Unidos, según un reciente informe de la RIAA. Con plataformas como Spotify o Apple Music dominando el sector, escuchar música en streaming se ha convertido en una actividad cotidiana más.

El cambio generacional es un hecho. El antiguo consumidor de música, ese que aún sigue recurriendo al formato físico ya sea por nostalgia, hábito de consumo y o simple coleccionismo, ha dado paso a una nueva generación que, en su gran mayoría, consume música principalmente a través del móvil o el ordenador. Y es si antes buscábamos los mejores equipos de música, ahora el consumidor de música habitual le da mucha más importancia a los altavoces bluetooth y a las baterías para móvil.

El smartphone se ha convertido en el nuevo walkman de los más jóvenes. Pero a diferencia de lo que hacíamos hace una o dos décadas cuando grabábamos nuestros propios cassettes o CDs recopilatorios, el consumidor de música actual puede acceder a millones de canciones en tiempo real y sin necesidad de descargar nada en el dispositivo.

Y es que en lo que se refiere a los hábitos de consumo entre diferentes generaciones, esta evolución también se ha manifestado respecto al sector digital. De hecho, un estudio de MIDia reveló hace poco que YouTube es actualmente la plataforma preferida por los más jóvenes para escuchar música, mientras que los usuarios de más de 30 años recurren a plataformas de streaming como Spotify, Deezer o Apple Music.

 

La nueva industria musical

Citando nuevamente el último informe de la RIAA, tres cuartas partes de los ingresos de la industria musical provienen de las diferentes plataformas de streaming, en comparación con las descargas digitales, que se situaron en un 12%, y por último, las ventas físicas, que cayeron hasta un 10% del total.

Un dato concreto que demuestra ese enorme crecimiento es el número de suscripciones de música pagada en Estados Unidos, que se coloca actualmente en unos 46,4 millones, superando en casi 15 millones la cifra del año anterior.

No todos estos datos son positivos, sin embargo, para los artistas y discográficas, ya que sigue siendo un mercado poco rentable y muy difícil de monetizar. Así las cosas, la industria discográfica sigue necesitando nuevas herramientas y soluciones para adaptarse al difícil mercado actual.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer más